970x90

No quieren las cenizas en la Florida

Activistas de la Resistencia contra la quema de Carbón y sus Cenizas tóxicas (Resistencia RCC) de Puerto Rico, expresaron su apoyo a las comunidades del Condado de Osceola en la Florida (EU), en su oposición a recibir las miles de toneladas de cenizas tóxicas de carbón que la empresa AES pretende enviar a un vertedero del lugar.

Para José M. Díaz Pérez, portavoz del Campamento contra las cenizas en Peñuelas, hay que combatir la insistencia de la carbonera AES de regar su basura tóxica en cualquier lugar.

“Hemos sido claros que las cenizas de AES hay que clasificarlas y manejarlas como lo que son: un desperdicio peligroso. No sólo hay pruebas científicas suficientes que demuestran la toxicidad y radiactividad de ese desperdicio, la propia AES aceptó que contaminó con sus desperdicios el agua subterránea en Guayama. Si no son tóxicas, ¿cómo es que contaminan el agua con elementos tóxicos? No se le puede permitir a esa empresa ni a los gobiernos seguir desparramando o depositando esa basura tóxica en cualquier lugar o vertedero. Así como combatimos a los camiones de AES en Peñuelas, así apoyamos a las comunidades de Osceola en Florida que se defiendan de ese atropello”, dijo Díaz.

Para la joven Mabette Colón Pérez, de la organización Comunidad Guayamesa Unida por tu salud, la AES tiene una campaña contra los puertorriqueños y la gente de escasos recursos.

“Esa malvada empresa se ensaña contra las comunidades pobres y puertorriqueñas. Envenenó el aire, el agua y la salud de nuestra gente aquí en Guayama, y ahora quiere enviarle ese desperdicio tóxico a nuestros hermanos y hermanas boricuas en Osceola. Parecería que quieren castigarlos por los logros que hemos obtenido en nuestra lucha en Puerto Rico contra ellos”, comentó.

Por su parte, Timmy Boyle, de la Alianza Comunitaria y Ambiental del Sureste (ACASE), criticó a los representantes de Osceola que decidieron “pasarle por encima” a sus comunidades para favorecer a AES.

“Es increíble escuchar a un comisionado de Osceola aceptar que le “pasaron por encima” a su propia gente, para asegurar los intereses de la carbonera AES. En un solo día, y sin el conocimiento de las comunidades, arreglaron los papeles para permitir el depósito de las cenizas tóxicas de esa empresa. Al parecer la conciencia de estos comisionados tuvo precio y ya comienzan a repetir las mismas tonterías de que las cenizas no son peligrosas. El mismo libreto hecho por AES que usa el gobierno de Puerto Rico”, expresó Boyle.

Por último, Víctor Alvarado Guzmán, del Comité Diálogo Ambiental de Salinas, señaló que mientras la planta de carbón de AES siga funcionando, continuará la contaminación.

“Lo que está pasando en Osceola, y el desastre humanitario que se causó antes en Rep. Dominicana, son claros ejemplos de por qué hay que apagar la planta de AES. Es una empresa que no tiene escrúpulos a la hora de defender sus propios intereses, por encima de la salud y la vida de las personas. En Puerto Rico seguiremos luchando para que AES se haga responsable por el daño a la vida, la salud y el ambiente que han causado”, manifestó.

Compartir en:
728x90