970x90

RHC: de la izquierda a la derecha ideológica del PPD

Por Agustin Muñoz / Periódico El Sol de PREl Sol de Puerto Rico

Cuando Rafael Hernández Colón escribió “La Nueva Tesis” de cara a las elecciones de 1980, su fin fue formular un programa de acción y el “rumbo hacia un nuevo comienzo que habrá de levantar a nuestro pueblo sobre la confusión y la desorientación que caracterizan el momento que vivimos” en su relación con Estados Unidos. Buscaba ampliar los poderes autonómicos del Estado Libre Asociado (ELA) si posible fuera de la Cláusula Territorial del Congreso estadounidense. No lo alcanzó.

Antes en 1973, en su primer turno de gobernador, basado en el resultado del plebiscito de 1967, designó juntamente con el presidente Richard Nixon, un comité ad hoc para estudiar el desarrollo autonómico del ELA. Dos años después, la delegación puertorriqueña del comité ad hoc, presidida por Luis Muñoz Marín, presentó su anteproyecto en La Fortaleza. Se le llamó “Nuevo Pacto”.

Citamos, según las memorias del exgobernador Rafael Hernández Colón: “El mismo no dejaba duda sobre la dignidad jurídica del Estado Libre Asociado y la bilateralidad obligatoria del pacto; explicitaba la jurisdicción y autoridad exclusiva del Estado Libre Asociado; delegaba poderes al Gobierno Federal; confería el título al Estado Libre Asociado sobre las aguas navegables; definía los derechos y deberes de la ciudadanía; establecía el mercado, la defensa y la moneda común; proveía para la aplicación de las leyes federales y la manera de objetar a las mismas; disponía para una aportación gradual del Estado Libre Asociado al tesoro federal; eximía de las contribuciones federales; y reivindicaba nuestra participación en una serie de poderes como la reglamentación de la entrada de extranjeros a la isla.”

“El proyecto fue aprobado por unanimidad (por) el Subcomité de Asuntos Territoriales e Insulares en la Cámara de Representantes federal, y fue presentado en el Senado por los senadores Ted Kennedy, Henry Jackson y Hubert Humphrey en 1976. Según Hernández Colón, el presidente Ford le comunicó que no podía respaldar el proyecto porque se había comprometido con los estadistas a cambio de su respaldo en las primarias de ese año, pero que si ambos ganaban las elecciones en 1976 le daría “un buen empujón”. Hernández Colón perdió las elecciones de 1976.

Según observadores, de aquel momento al presente hubo cambios en la visión ideológica de Hernández Colón respecto de esa relación política. Se dice que se movió de ser un líder de centro izquierda del PPD a ser defensor de una relación política más cercana con Estados Unidos.

“Tuvo una evolución de centro izquierda a centro derecha, entendiendo muy bien la relación de Puerto Rico con Estados Unidos. Al pasar de los años fue cambiando su posición y de ahí que comenzaron una serie de diferencias entre él y el liderato y parte de la base del partido. Porque los que pensaban como él en los años (19)70 siguen pensando igual, pero él ya no pensaba igual que en los 70. Para muchos se podía tildar que abandonó la lucha por la descolonización de Puerto Rico”, expresó Isidro Negrón, presidente del PPD y alcalde en San Germán.

En lo anterior coincidió el líder popular en Juana Díaz, Ramón Hernández Torres. “Recuerdo los mensajes de Hernández Colón en sus cierres de campaña y siempre miraba el desarrollo pleno del Estado Libre Asociado fuera de la Clausula Territorial”, expuso. Sin embargo, con el tiempo el exgobernante varió su punto de vista sobre el tema ideológico sobre el que discrepó respetuosamente.

No obstante, destacó que hay que agradecerle a Rafael Hernández Colón que uno de los procesos vinculantes que llegó muy lejos fue, precisamente, el proyecto de Bennett Johnston, el senador que presidía la Comisión de Recursos Naturales del Senado estadounidense en la década de 1980. En ese proceso acudió junto a Carlos Romero Barceló (PNP) y Rubén Berríos Martínez (PIP) en busca de una definición de cada fórmula de estatus que pudiera lograr el aval federal a una consulta plebiscitaria. No se logró.

Por su parte, el doctor Luis Irizarry Pabón, presidente del PPD en Ponce, aceptó el cambio de “virazón” ideológica del exlíder popular, pero justificado en que “buscaba el bienestar de Puerto Rico” tal y como ocurrió con Luis Muñoz Marín que “sacrificó” sus tendencias separatistas cuando creo el ELA. “Hernández Colón visualizaba que Puerto Rico podía desarrollar el ELA sin tener que despegarse de la nación americana por situaciones que pudieran ocurrir”, opinó Irizarry Pabón aunque sostuvo no necesariamente coincidió con él.

Contrario a las opiniones de Negrón y Hernández Torres, el exalcalde de Ponce, José Dapena Thompson, observó que el ex primer ejecutivo “maduró” aferrándose al ELA “buscándole unas tonalidades de permanencia porque él sabía que eso no era así, pero era lo que sostenía su espíritu autonomista”.

“Cuchín era brillante”, dijo Dapena Thompson.

Compartir en:
728x90