970x90

Desde una perspectiva médica: Conociendo el Cannabis Medicinal

Por Alison K. Rodríguez Feliciano / Periódico El Sol de PR

Cada vez son más los rótulos y pancartas que se observan en las calles anunciando el Cannabis Medicinal que, proclamada por sus muchos beneficios, los dispensarios la promueven a través de la flor, las cápsulas, las cremas, los aceites, el wax y hasta en comestibles que contienen los extractos de la planta. Su abundante presencia ha creado la expectativa de estar al alcance de todos. Sin embargo, el Dr. Wilfredo Pérez Vargas, médico generalista en Juana Díaz, explicó que no siempre es así. 

Actualmente el Departamento de Salud cuenta con una lista en la que se menciona cuáles son las condiciones por las que un paciente podría obtener la licencia que le permitiría el uso de esta planta medicinal, detalló Pérez. Las condiciones médicas debilitantes son: Cáncer, VIH, Esclerosis Lateral (ELA), Esclerosis Múltiple, Enfermedad de Crohn, Fibromialgia, Alzheimer, Artritis, Artritis Reumatoide Desordenes de Ansiedad, Epilepsia, Parkinson, Anorexia, Migraña, Lesión de Cordón Espinal, Hepatitis C, Neuropatías Periferales, Trastorno Bipolar, Autismo, Depresión, Enfermedad Inflamatoria Intestinal, Enfermedades incurables y avanzadas que requieran cuidado paliativo, SIDA, Glaucoma, Insomnio, PTSD y otras condiciones que causen caquexia, dolor crónico, nauseas severas y espasmos persistentes. 

Según Pérez, quien se encuentra certificado para tratar a pacientes con Cannabis Medicinal, el uso de este medicamento se encuentra respaldado científicamente y contribuye al mejoramiento en la vida de las personas. ‘‘Especialmente en las personas con cáncer, con problemas de ansiedad, con insomnio, fibromialgia, esclerosis múltiples y problemas neurológicos, tú ves la diferencia rápido’’, indicó el médico generalista. 

El Cannabis Medicinal actúa a través de unos receptores cannabinoides que se encuentran en el sistema nervioso. De forma que, se logra producir ciertos balances neurotransmisores que mejoran las condiciones médicas del paciente, indicó. 

Pérez mencionó que algunos de los beneficios que el paciente puede experimentar son reducción del dolor, mejoría de la conducción nerviosa entre el cerebro y el cuerpo, dolores y espasmos musculares. ‘‘En el cáncer más que nada, funciona mejorando el hambre del paciente, quitando las náuseas en el paciente y mejorando el estrés. Ahí es donde mejor funciona, es casi mágico’’, añadió.

Sin embargo, aseveró que al igual que otro medicamento controlado tiene también sus efectos secundarios. Algunos de los más comunes son: ansiedad, taquicardia o aceleración de palpitaciones, insomnio y hambre. 

Pérez enfatizó que dependiendo del tipo de cepa que se esté utilizando, los efectos podrían variar. Esto debido a que existen dos tipos; Cannabis sativa e índica. La sativa se caracteriza por su alta concentración de THC, lo que proporciona un mayor efecto enérgico. En contraposición con la índica que tiene un mayor contenido de CBD y sus efectos pueden ser más sedantes y relajantes. Por último, se encuentran las híbridas que son una combinación de las dos anteriores. 

Por su parte, la Dra. Heidi Pérez Román, médico generalista y certificada para tratar a pacientes con Cannabis Medicinal, resaltó que este es un producto completamente natural, orgánico y libre pesticidas, plaguicidas o fungicidas. Además, expresó que actualmente la mayor parte de las personas que se están beneficiando de las propiedades de la planta son personas de edad avanzada. 

En cuanto a si causa adicción o no, Pérez Román precisó que, a diferencia de los opioides como la Percocet, el Cannabis Medicinal no causa adicción ‘‘sino más bien, cierto grado de dependencia’’. 

Pérez Román reconoció a Puerto Rico como la plataforma ideal para profundizar en investigaciones científicas sobre los efectos en la salud de la planta del Cannabis. Esto debido a que a diferencia de otras ciudades en donde se consume de forma recreativa y medicinal, en la Isla su uso se encuentra más controlado. 

Compartir en:
728x90