970x90

Alcalde Nelson Torres: ‘‘En Guayanilla, no hacía falta una piscina’’

Por Alison K. Rodríguez/Periódico El Sol de Puerto Rico

En una entrevista para este medio, el alcalde de Guayanilla, Nelson Torres dijo hoy que: ‘‘En Guayanilla no hacía falta una piscina, en Ponce hay dos facilidades’’, expresión que hizo a raíz del informe publicado hoy por la Oficina del Contralor en el que se revela que el exalcalde del mencionado municipio, Edgardo Arlequín, invirtió $1.5 millones durante el periodo del 2007 al 2014 para la construcción de una piscina olímpica que al momento se encuentra en estado inservible.

‘‘No he conocido un atleta guayanillense que sea clavadista o nadador. No entiendo las razones por las cuales el alcalde tuviera interés de hacer una piscina’’, sostuvo Torres y quien a su vez aseguró que el municipio ha intentado en varias ocasiones promover la piscina a distintas entidades, que en un principio parecen estar interesadas, pero al final no se logra concretar ningún acuerdo.

La auditoría reveló cinco hallazgos que acorde al documento, no estuvieron conforme a ley y la reglamentación aplicable. Entre ellos, se menciona que el ayuntamiento compró materiales de construcción sin obtener como mínimo tres cotizaciones. Por el contrario, se realizaron compras de materiales con marcas y modelos específicos. Entre ellos, se menciona unas compras de $3,766 para la adquisición de acústicos para el techo.

‘‘Mediante entrevista, el comprador oficial nos indicó que los acústicos fueron adquiridos al único proveedor que los vende, para no perder la secuencia en el diseño original. Sin embargo, en una visita realizada al centro por nuestros auditores, se observó que los acústicos adquiridos no seguían dicha secuencia’’, se lee en el documento.

En otro de los hallazgos, el informe reveló que desde julio del 2015 hasta junio del 2018 hubo falta de fiscalización por parte de la Unidad de Auditoría Interna (UAI). Sobre este particular, Torres manifestó que el Auditor Interno asignado se mantuvo fuera de sus funciones durante el año 2017 por razones de salud.

A preguntas de este medio, Torres aclaró que, aunque el Contralor menciona que la piscina no cumple con las medidas para considerarse olímpica (50 metros), si pudiera considerarse como una de entrenamiento (25 metros). ‘‘En un principio la piscina medía 24 metros y luego se rompió para extenderse a 25’’, mencionó.

El problema que acarrea al municipio a la hora de viabilizar estas facilidades es que la piscina es muy honda, no tiene escaleras y necesitaría un salvavidas. ‘‘Vamos a continuar buscando alternativas, nuestro interés es que la piscina se pueda utilizar y no dejarla estancada’’, puntualizó.

Compartir en:
728x90