970x90

Limitado el flujo de donaciones de sangre, Logia de Yauco busca aportar ante la crisis

Por Agustín Muñoz/ El Sol de PR

 

En Puerto Rico se necesitan cada día sobre 400 unidades de sangre para ser donadas a pacientes en diversas instituciones hospitalarias del país. Los centros recolectores de abastos de sangre y plaquetas han revelado que el panorama es complicado debido al limitado flujo de donaciones. 

Tanto el Banco de Sangre de Servicios Mutuos, La Cruz Roja Americana y el Banco de Sangre del Centro Médico han expresado la urgente necesidad de aumentar los suministros, particularmente en la presente temporada de huracanes.

Por eso, al igual que el año pasado, la Respetable Logia Masónica Hijos de la Luz de Yauco anunció la celebración de una importante sangría el sábado 18 de agosto del 2018 en respuesta a las alertas de escases emitidas por las entidades que colectan, almacenan y distribuyen sangre en Puerto Rico

 “Recibiremos participantes yaucanos y de pueblos aledaños desde las 9:00 am en nuestras facilidades en la Avenida Barbosa. Este año también ofreceremos servicios médicos, pruebas de glaucoma, charlas y orientación en temas de salud. Diariamente nuestra isla necesita 400 pintas de sangre. En los pasados años hemos tenido aumentos de hasta 40% en la demanda por lo que es necesario ampliar las reservas. La Respetable Logia Hijos de la Luz, mantiene su compromiso inquebrantable con la salud y bienestar de nuestras comunidades”, explicó el Doctor José Francisco Troche Troche, líder de la organización.

Apuntó que el año se colectaron 102 pintas de sangre en una actividad similar y confían que este año superen esa cantidad. Para Troche Troche, aunque existe mayor conciencia sobre el donar sangre, “la necesidad es constante y los pacientes no pueden esperar por vacaciones o días feriados”. La proyección es que cada donante puede ayudar hasta cuatro personas en un proceso sencillo.  

Explicó que para participar como donante la persona debe presentar una identificación con foto, tener un peso mínimo de 110 libras y tener 18 años o más. Los menores de 16 y 17 deben ser acompañados por uno de sus padres o tutor legal. Añadió que los diabéticos o hipertensos con condiciones controladas pueden donar, así como aquellos individuos que se hicieron tatuajes o perforaciones en locales certificados por el Departamento de Salud. 

Plaquetas

Un solo donante de plaquetas puede proveer suficientes plaquetas para una dosis terapéutica completa para un paciente que la necesite. De hecho, algunas donaciones de plaquetas producen suficientes plaquetas para dos o tres dosis terapéuticas. Por contraste se necesitan cinco donaciones de sangre completa para producir una sola dosis terapéutica. Las plaquetas son un elemento vital en los tratamientos contra el cáncer y en los trasplantes de órganos, así como en muchos procedimientos quirúrgicos, ya que ayudan a prevenir la pérdida masiva de sangre. Una dosis de plaquetas de un solo donante reduce la exposición a múltiples donantes y por tanto muchos médicos lo prefieren. Durante este tipo de donación una máquina de aféresis recoge las plaquetas y algo de plasma, y devuelve los glóbulos rojos y la mayoría del plasma al donante.

Recomendaciones

Se recomienda que los donantes que hayan completado el proceso de donar sangre y/o plaquetas deben mantenerse sentados en la silla de colección hasta que el profesional de enfermería le indique que puede levantarse. Otras recomendaciones son:

•Debe comer y beber la merienda que le brindará el profesional de enfermería.

•No abandonar el lugar hasta que se le indique que puede irse.

•Consumir la mayor cantidad de líquidos de lo acostumbrado en las próximas 4 horas para compensar el volumen de sangre y/o plaquetas que usted donó.

•Evite consumir alcohol hasta que ingiera una comida completa.

•Si es fumador, espere 2 horas después de haber donado, para fumar.

•Si presenta sangrado en el área de la flebotomía, levante su brazo y aplique presión al área.

•Si presenta mareos o siente que se desmayará, acuéstese o siéntese con la cabeza entre las rodillas.

•Si en su hogar continúa con mareos, náuseas y vómitos favor de comunicarse la institución o visite a su médico.

•Aunque haya tolerado la donación libre de reacción, debe tener precaución si trabaja en construcción, operando equipo pesado o en lugares altos ya que puede haber riesgo de mareos o desmayos.

• El vendaje debe removerse luego de cuatro horas aproximadamente.

Otra sugerencia es que durante las 24 horas siguientes se debe aumentar el consumo de líquidos, no realizar ejercicios extenuantes y no hacer fuerza con el brazo que utilizó para donar su sangre.

Compartir en:
728x90